Las puertas cortafuego se clasifican internacionalmente por su Resistencia al Fuego (RF). Según el tiempo de resistencia de temperatura media en los ensayos de aislamiento térmico, se clasifican en RF-1 Hora , RF-1.5 Horas, RF-2 Horas y RF-3 Horas.
Las puertas cortafuego son fabricadas con planchas metálicas laminadas al frío de variado espesor, dependiendo de la resistencia al fuego, el marco cortafuego asegura una adecuada consistencia estructural y una larga vida de servicio, en condiciones de flujo intenso.

El material aislante en su interior varía dependiendo de la resistencia al fuego de la Puerta. Nuestras bisagras permiten abrir la puerta con mínimo empuje de un dedo.

Todos los procesos de fabricación de nuestras puertas cortafuego son acorde a la NFPA ( Asociación Nacional de Protección Contra Incendios) USA .

Todas nuestras puertas cortafuego salen con un certificado resistencia al fuego RF-3 Horas.

La calidad de nuestras puertas y accesorios nos permiten ofrecer a nuestros clientes una garantía mínima de dos años de operatividad, en perfectas condiciones de uso.

Las bisagras son de gran importancia. Una bisagra en mal estado origina fuerzas de oposición al movimiento, evitando que la puerta no se pueda abrir o cerrar con facilidad en momentos de dilatación por el calor.